Hora De Alardear Un Poco

This post is also available in: Inglés

Un artículo de nuestra propia Chandra Ramírez sobre el premio PEN que recibió Isabel (con muchas menciones de gente importante):

Recientemente tuve la oportunidad de experimentar como es un día típico de la vida de los ricos y famosos, cuando me colé en un viaje con Isabela a Beverly Hills en Los Ángeles, donde Isabel recibió el Premio a la Trayectoria en el vigésimo sexto festival de los premios literarios anuales en el Centro PEN de EE.UU.

El objetivo de PEN es estimular y mantener el interés en la palabra escrita, para fomentar una cultura literaria de vital importancia, y para defender la libertad de expresión a nivel nacional e internacional. Es por eso que Isabel, quien a lo largo de su vida ha dicho y escrito prácticamente lo que ha querido (a veces incluso hasta metiéndose un poco en problemas por hacerlo), es una gran campeona de la libertad de expresión y siempre ha apoyado a PEN. Ella recuerda claramente lo que es vivir en una dictadura, donde la gente no puede decir o escribir nada crítico del gobierno porque las consecuencias son nefastas. Vivir en esas condiciones le dejaron una impresión duradera.

Winona Ryder, Isabel y Cote de Pablo, oh otro nombre más, ese tipo al fondo es Carter Goodrich…búscalo!

Bueno, basta de eso. A las cosas importantes. ¡Conocimos a Winona Ryder y a Cote de Pablo! Winona Ryder, incluso me preguntó si era Sarah, ya que aparentemente ella lee el blog (¡¡¡Dios Mío, HOLA WINONA !!!). No quiero dármelas de que conozco a gente famosa, (Sean Penn) pero había unos cuantos bastante impresionantes (Bill Maher), y gente exitosa allí (Amber Tamblyn y David Cross). Winona y Cote hasta se sentaron en nuestra mesa. Nos sentimos muy cool. En realidad, yo me sentí así. Isabel esta acostumbrada a este tipo de cosas. Cote y Winona (sí, ahora nos llamamos por nombres de pila) presentaron a Isabel con palabras sentidas y amables, e Isabel dio un discurso acerca de lo que la libertad de expresión ha significado para ella en su vida.

Estuvimos allí menos de 24 horas, pero la gente del Hotel Beverly Wilshire (el hotel de Mujer Bonita) y de PEN nos hicieron sentir como princesas. El único contratiempo ocurrió cuando Isabel se estaba vistiendo para la gala y se dio cuenta de que había traído dos zapatos diferentes… y que no combinaban. Salimos disparadas, y como estábamos en Beverly Hills, encontramos rápidamente una tienda de zapatos donde ella apresuradamente compró el primer par que vio. Menos mal que el evento fue en el mismo hotel e Isabel no tuvo que caminar mucho en lo que probablemente son los zapatos de tacos de aguja más incómodos del planeta. Incómodos si, pero lo suficientemente altos para ayudarla a ver sobre el podio cuando ella estuvo en el escenario.

En 24 horas estábamos de vuelta en casa como si nunca nos hubiéramos ido y ya Isabel regaló los zapatos y ya esta de vuelta escribiendo lo que se le antoja. Manténganse en sintonía.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes