Zapatos mágicos

This post is also available in: Inglés

Hace poco convencí a Isabel para que se compre zapatos adecuados para ella…Bueno, está bien, fue su podóloga la que la convenció, pero yo se lo venía diciendo desde hace unos…¿quince años? De todas maneras, como yo no tengo ningún tipo de diploma en medicina y la doctora de pies lo tiene, finalmente la escuchó.

¿No la ven feliz? ¡Pies felices, Isabel feliz!

¿No la ven feliz? ¡Pies felices, Isabel feliz!

Acompañé a Isabel a una tienda que solo vende zapatos ortopédicos, es decir: enormes, toscos y excesivamente acolchados. Pero al final no eran tan feos…bueno, más o menos Había un par de color hígado, con cordones que yacían tristes y abandonados en la desafortunada alfombra e Isabel los describió de esta manera: «Parecen unos horribles órganos internos todos estrujados». Tengo que admitir que eran bastante desagradables.

Pero continuamos buscando y encontramos unos zapatos menos repulsivos. ¡Mucho menos repulsivos! La verdadera prueba de que nos fue bien con las compras es que Isabel no sólo se llevó cinco pares de zapatos, para caminar, salir, trabajar de pie en su oficina y andar por la casa, sino que los estaba usando el otro día cuando pasé a buscarla para hacer unos trámites. ¡Estaba usando los zapatos cómodos! ¡Usándolos y cantándole alabanzas!

Estas son algunas fotos de los tipos de zapatos que Isabel solía usar:
SHOESBLOG

Powered by WordPress. Designed by WooThemes