Mary Ellen

This post is also available in: Inglés

Isabel me pidió que publicase esto en el blog acerca de su amiga Mary Ellen Mark.

Lori Barra, Mary Ellen Mark, Isabel Allende e Ina Bernstein en Nueva York durante la Navidad 2014 © Nicole Frias

Lori Barra, Mary Ellen Mark, Isabel Allende e Ina Bernstein en Nueva York durante la Navidad 2014
© Nicole Frias

Hoy le dije adiós a una amiga querida y artista extraordinaria, la reconocida fotógrafa Mary Ellen Mark. En el poco tiempo que nos conocimos, llegué a quererla profundamente y ahora lamento no habérselo dicho nunca.

Mary Ellen era una fuerza, y yo admiraba cada aliento de esa energía fuerte, valiente y audaz que ella tenía. Exigía mucho de sus amigos y estudiantes, pero se exigía a sí misma mucho más. No esperaba menos que la perfección de su trabajo cada día. Y lo lograba.

Creía profundamente en la humanidad dentro de cada uno de nosotros y en el poder sanador del amor incondicional de los perros, grandes y pequeños. Que lástima no haber podido llevarle Dulce, mi perrita juguetona, para que la conociese en NY, se hubiesen adorado.

Ella observaba y escuchaba con todo su ser. A través de su trabajo, Mary Ellen Mark les enseñó a sus estudiantes y amigos a prestar atención al mundo con el corazón abierto. Le devolvía a cada persona que fotografiaba el don precioso de verse a sí misma con compasión. Las fotos que sacó de mi familia en diciembre se encuentran entre mis mayores tesoros. Ese día en el estudio no nos dimos cuenta, pero ella vio algo en cada uno de nosotros y en nuestra relación mutua que recién ahora se está aclarando para mí. Ella vio y tocó nuestras almas; y además nos hizo ver como estrellas de cine, no sé cómo logró ese milagro. Con suerte, en una década mis nietos apreciarán estas fotos como una parte importante de su herencia, algo que atesoren para siempre. Estoy segura de que recordarán esa sesión de fotos dominical con mucha gratitud. Y en unos veinte años, cuando Willie y yo ya no estemos en este mundo, mis descendientes verán las fotografías de Mary Ellen y pensarán que tuvieron abuelos muy interesantes.

Retrato familiar e Isabel Allende ©Mary Ellen Mark

Retrato familiar e Isabel Allende ©Mary Ellen Mark 2015

Con  frecuencia escucho a Lori, mi nuera, decir que Mary Ellen creyó en ella y que a través de sus generosas enseñanzas le devolvió su voz creativa. Para Lori, que concurría a los talleres de Mary Ellen cada año, ese ha sido uno de los más grandes obsequios de su vida.

Mary Ellen Mark vivió a pleno, con pasión y humor y gracia hasta su último día en la tierra. Nosotros, los privilegiados que llegamos a participar en su mundo único de imágenes e historias, la amaremos para siempre.

Isabel

MEMISABELINA

Mary Ellen, Isabel e Ina

LoriInaMEMJodi

Lori, Ina, Mary Ellen y Jodi

MEMINAISABEL

Ina, Isabel y Mary Ellen en Nueva York, octubre de 2012

Powered by WordPress. Designed by WooThemes