Dulce aroma

This post is also available in: Inglés

dulceBLOGoct

Un día en la vida de dueños de perros tal como lo cuenta Isabel:

Willie fue a la reunión de los 50 años de su curso en la Escuela de Derecho de Hastings, (me doy cuenta de que estoy casada con un anciano) y volvió a eso de la medianoche. Mis perritas Olivia y Dulce necesitaban hacer pipí y Willie les abrió la puerta al jardín. Desgraciadamente había un zorrillo escarbando apaciblemente en el pasto. Dulce trató de atacarlo, confundiéndolo con una ardilla, y el animalito le disparó un chorro a la cara. Debo aclarar que Dulce es una perrita ordinaria, pero tiene un alma refinada y es muy alérgica. Salió corriendo, con los ojos hinchados y el hocico colorado, se metió a la casa, se refregó en la alfombra, en los sillones y luego saltó sobre nuestra cama.  Habíamos escuchado que la única solución en una crisis como esta es la salsa de tomate, pero fue para peor. Por último Willie se metió a la ducha con Dulce, mientras yo trataba de limpiar el desparrame de tomate y ventilar.  Willie no tiene el menor sentido del olfato, así es que no sufrió mucho, pero yo me precio de tener la nariz de un sabueso. Tendré que acampar en el sofá de algún amigo con Olivia, mientras Willie se queda en la casa con Dulce.  ¿Alguien sabe cuánto demora el olor a zorrillo en disiparse o un humano en aprender a apreciarlo?

Isabel

Powered by WordPress. Designed by WooThemes