Temblor

This post is also available in: Inglés

IsabelElevatorBlog

Justo cuando acabamos de tener un temblor en Napa, California, Isabel manda esta nota desde Chile donde está visitando a sus padres:

El temblor reciente en Santiago (intensidad 6.4) pegó justamente cuando yo estaba con una amiga en el diminuto ascensor del antiguo edifico donde viven mis padres. El edificio sufrió algún daño en el terremoto del 2010, el más fuerte que se ha registrado, que además provocó un tsunami espectacular. El edifico está inclinado, sólo un poquito, pero suficiente para que los ascensores no estén bien alineados. Imaginen la escena: se cortó electricidad, estaba oscuro como tumba, nosotras encerradas gritando socorro, mientras el ascensor se vapuleaba contra las paredes con un ruido tremendo. Era como estar dentro de una campana que repicaba. Entretanto mis padres – 94 y 98 años respectivamente – estaban solos y a oscuras en su apartamento. Los chilenos mantienen la calma en las catástrofes geológicas. Creo que hasta las disfrutan. A nadie le da pánico y todos ayudan. Nos encanta el drama. Mis padres rezaban tomados de la mano y todos los hombres del edificio acudieron a ayudar en el rescate. No hay un mecanismo de emergencia para el prehistórico ascensor, de modo que tuvieron que bajarlo manualmente desde arriba y finalmente, al llegar al cuarto piso, pudieron abrir la puerta unos treinta centímetros. Estábamos muy arriba, pero pudimos arrastrarnos por el hueco y caímos en los fuertes brazos de nuestros héroes. Todo esto se logró en sólo media hora, con una linterna y dos velas. Ahora uso las escaleras. Mi ejercicio consiste en subir y bajar ocho pisos varias veces al día.

Isabel

17 Responses to Temblor

  1. Maria Carmen Dacasa Nuñez diciembre 3, 2014 at 3:37 am #

    ¡Felicidades Isabel!
    Y felicidades por estar rodeada de esas almas tan puras. En estos momentos estoy llorando porque hace 6 meses he sido abuela de una niña preciosa y me he sentido muy identificada contigo al ver Nicole tu nieta, creo que esa es una experiencia única y, ¡maravillosa!. Justo en este momento releía un capitulo, cogido al azar, de la suma de los días y algo me decía que tenía que mirar tu Blogg. y echo, aquí estoy dirigiéndome a tu equipo, a tu familia y a todos esos seres que siempre están a tu lado, ¡muchísimos besos, desde España, Cataluña!

    Carmina

  2. Patricia Vargas septiembre 22, 2014 at 10:58 am #

    Hace ya tantos años que no siento un temblor, ya que en mi tierra adoptiva, no los hay. Pero me haz hecho recordar esos acontecimientos que son tán nuestros. Los temblores! Momento de pánico, terror y escape. Sálvece el que pueda! podríamos decir. Recuerdo a mi madre,desesperada de rodillas pidiendo perdón por no sé que cosa, o bién a una prima que se daba un baño en el momento mismo del gran terremoto de los años 60, corriendo desesperada a la calle, completamente desnuda! Los chileno@s, estamos casi acostumbrados. El echo que te haya pasado a ti, Isabel, es casi enriquecedor como experiencia, Gracias por compartirla con nosotros

  3. Daniel Bascuñán Hoffmann agosto 30, 2014 at 4:08 am #

    A si es Isabel, sus casas son castillos de naipes que la naturaleza golpea fuerte y que los chilenos reconstruyen como quien cura una herida en una batalla interminable contra los elementos atmosféricos de este largo y bello país, llamado Chile. ¡Besos!

  4. Iris Rios Serey agosto 28, 2014 at 2:27 pm #

    Isabel, tengo todos tus libros.me encanta como escribes eres muy entretenida y amena,pero lo que mas me gusta que te rìes de ti misma en tus libros autobiograficos.Me siento muy orgullosa de que seas chilena y reconozcas tus raìces en todas partes,un abrazo.

  5. jocelyn agosto 28, 2014 at 7:28 am #

    isabel, soy tu admiradora fiel, me encantan tus historias, como las narras, cada vez que leo un libro es como que me meto en la historia, la vivo en cada parrafo que leo, me encantas, eres maravillosa, una chilena hermosa, te admiro siempre, un abrazo desde el desierto de atacama, tu chile querido.

  6. Maria Paz agosto 28, 2014 at 4:13 am #

    Hola Isabel!

    Veo que viviste unan”chilean experience”.

    Mi teoría es que los chilenos somos búsquillas…tenemos alma de emprendedor y somos solidarios, por lo que nos ha dado nuestra tierra, tal como tú lo dices…en menos de 30 minutos te habían sacado del ascensor con una linterna y dos velas y manos de vecinos que quizás solo se saluden en el día a día, pero que en momentos como este el “chip solidario” despierta y nos hace actuar.

    Vivo hace 6 años fuera de Chile y estoy segura que esos temblores y terremotos nos han servido para ser fuertes, para ser aguerridos, porque te hacen valorar lo que tienes y a quienes tienes…. no importa cuantas veces te caigas, sino cuantas veces te vuelves a parar y eso lo tenemos en nuestro ADN.

    Saludos, desde Barcelona

    MPaz

  7. Leo Obal Reyes agosto 27, 2014 at 10:18 pm #

    Isabel, eres chilena en cada lugar que pisas y eso me impresiona. Gracias por tu riqueza y por hacer tan grande a nuestro pais donde quieras que estés.

  8. Ibet agosto 27, 2014 at 9:59 pm #

    Un abrazote,y disfruta de tu familia

  9. Marietta agosto 27, 2014 at 7:20 pm #

    Al leer me asoma una ligera sonrisa.. pero también revivo la angustia que senti esa noche eterna… sola con mi hija de 5 años… en una casa de madera de dos pisos.. nosotras en la cama que saltaba como poseida y mi pequeña dormida tambien saltando en la cama que parecia haber cobrado vida… mire por la ventana y me sente junto a mi hija la tome fuerte protegiendola y espere pasara lo que pasara… Despues de estar 8 años fuera de Chile sin sentir siquiera un minimo temblor.. sin duda fue una horrible manera de recordarme que soy chilena y que naci en un pais tremendamente sismico del cual quiero irme nuevamente por muchos motivos y sin duda uno de ellos son los temblores y terremotos….

  10. Elizabeth Alvarez Cifuentes agosto 27, 2014 at 5:11 pm #

    Hace algunos años conocí Sausalito,California,alguien me dijo que allí vivía Isabel….El lugar, muy parecido al borde costero de Concon ,una placa de la plaza en alusión a la amistad con la ciudad de Viña del Mar me hacía recordar a esta tierra llamada Chile.Ahí entendí mi querida Isabel,que de vivir en esa tierra tan lejana en el fondo era como estar aqui.Soy una admiradora de tu narrativa,de la honestidad de tus palabras,de una chilena que vive lejos pero que nos pertenece algo así como para siempre,asi que si ahora compartimos un temblor es que tenemos más cosas en común.Un abrazo.

  11. Cristina agosto 27, 2014 at 2:40 pm #

    Isabel, como sacas historias de tu vida y no me cabe duda que lo que has vivido estos dias en Chile quedará algo plasmado en una nueva obra. Que felizmente voy a leer al igual que tus demás obras.!!! Bienvenida a tu patria!!!!

  12. Mabel Alicia agosto 27, 2014 at 1:52 pm #

    No dejes de generar esa FUERZA, mi cariño desde Argentina.

  13. Leticia Ramírez Floriano agosto 27, 2014 at 12:18 pm #

    Querida Isabel, eres admirable, lo narras con tal sencillez que tal parece no te espantaste, no cabe duda eres una valiente guerrera de la vida, yo en tu lugar me hubiera desmayado, lugar oscuro, cerrado, pequeño, temblando, eres admirable. Y tu padres por igual, tomando la mejor actitud en estos casos, la calma y encomendados a Dios.
    Dios te bendiga a ti y a tus admirables padres, ❤️

  14. okh2000 agosto 27, 2014 at 12:18 pm #

    PORFAVOOOORRR…si aún sigues en chile, donde puedo ver si harás alguna conferencia por ahí..¡¡¡¡ hace unos años viniste a concepción, donde yo vivo, y ni me enteré hasta dos días después, casi me morí….porfavor no te vallas sin pasear por las regiones…..Y OJALÁ BIEN PUBLICITADO…muchos abrazos….
    PD : Estoy leyendo por segunda vez “la suma de los días” de pura copuchenta, me encanta la historia de tu familia.

  15. Engracia Michel Godoy agosto 27, 2014 at 11:55 am #

    Que bendicion que aun tengas a tus padres y que puedas disfrutar su compañia! Te admiro mucho Isabel!

  16. Gabriela agosto 27, 2014 at 11:35 am #

    Te leo y me emociono hasta las lágrimas. Que afortunada soy de haberte leído. Te quiero. Gracias, Isabel del alma mía!

  17. florencia victoria agosto 27, 2014 at 9:13 am #

    Ayyyyy.. este pais de sismos.. les tengo terror…. desde el terremoto que se lo pasa temblando.. y siempre dicen..” es que la tierra se esta acomodando”..¿¿¿??? han pasado 4 años y aun no se acomoda!!!
    el terremoto fue terrible…muchas desgracias…Cuando mi familia quiere pasarlo bien.. se acuerdan de mi reacción para el terremoto ..lo que les causa muchisima risa .. histerica neurótica y casi convertida en monja… rece todos los rezos e invente otros..pedí perdón por todo el mundo y prometí de todo!! Me imagino la escena , saliendo por 30 cm!! lo bueno como dice Isabel. somos muy solidario y cuando ocurren estas cosas todos queremos ayudar y ver que los demás esten bien..yo que no lo sentí ,porque iba en auto en ese momento.. basto que me dijeran del gran temblor y empece a enviar mensaje para todos lado…

    Les envio mi cariño a todos… Que Isabel disfrute al máximo sus dias a ca con sus padres y coma hartas cosas ricas de nuestros platos Chilenos!!
    Abrazos llenos de cariños a toda la tribu!!

Powered by WordPress. Designed by WooThemes