Actualización canina

This post is also available in: Inglés

Isabel y su nueva mascota son… (¿cómo podría definirlas?)…¡un verdadero desastre!

Todos ADORAMOS a esta perra, pero ¡uf!, ¡que trabajo!, pobre Isabel. Ya lleva invertidos miles de dólares e infinidad de servilletas de papel. Me parece que las cosas están cambiando para esta cachorrita y ya está aprendiendo algunas cosas, pero no ha sido nada fácil. Todo este tiempo ha sido muy agitado, con extraños yendo y viniendo. Isabel tuvo que viajar al poco tiempo que la perrita llegó a la casa, por eso ha sido todo muy confuso para este pobre criatura.

Aquí vemos un dibujo de la pequeña Dulce hecho por mi hijita de siete años y una foto de esta hermosura con su «personal trainer». Lo bueno es que Dulce es una «dulzura» con su adiestradora: la sigue, viene cuando la llama, se sienta, hace piruetas, etc….Dulce es una «lady». Pero ni bien la «profe» se va, Dulce se convierte nuevamente en una cachorra maleducada. En un futuro la adiestradora va a trabajar con Isabel (no creo que ella necesite aprender a sentarse, venir, quedarse y hacer pipí). Tal vez ese sea el mejor camino.

Dulce viene de Paw Fund en Berkeley, California (mi lugar de la bahía; en realidad fui yo quien la encontró), y recibe la ayuda de Sue, adiestradora de perros con The Milo Foundation. Estas dos organizaciones nos parecen fabulosas y nos encanta el trabajo que realizan.

Esto es lo que Isabel dice de Dulce:

Dulce es una especie de terrier de 5 meses que está llena de energía.  No es precisamente hermosa, pero es tan segura de sí misma, de su encanto y tan orgullosa de su físico que es una lección viviente para cualquier representante del sexo femenino. Se mira en el espejo y sonríe. No es broma. Con esta actitud, esperemos que aprenda rápido a no hacer pis en la casa.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes