Mientras tanto, de regreso en la oficina…

This post is also available in: Inglés

Tenemos al jardinero, el plomero, el técnico del sistema de alarma, el pintor, los tipos de los rociadores para incendio y dos perros. Y sí, ¡los tenemos a todos aquí al MISMO tiempo!

Las cosas simplemente pasaron, y estoy bastante segura de que todo comenzó cuando Isabel dijo: «Redecoremos, este lugar se ve terrible!» Hmmmm…..

Así que, empieza con un pintor, que luego nota un problema con el rociador. Luego una puerta queda abierta y nos damos cuenta de que no está conectada al sistema de alarma. Después de eso, descubrimos que un drenaje no está funcionando y está todo tapado, y luego viene el plomero y dice que necesita que el jardinero levante parte del jardín, y guau…Todos los trabajadores a la vez. Es como un episodio de Tres son multitud pero con el elenco de Todo en familia y Bob Newhart y algunos de Bonanza desparramados como extra por las dudas.

OK, lo entiendo. Existen problemas reales en el mundo, pero aquí estoy en la oficina a las 7 pm y finalmente está TRANQUILO. Sin trabajadores olorosos dándome conversación sobre su marca favorita de herramienta eléctrica. (Quiero decir, vamos, todos saben que Milwaukee es la mejor).

Así que esta es mi pregunta…¿Planearon esto Isabel y Willie? ¿Estar a 3.000 millas de distancia mientras sucedía todo esto?

Y aquí está el punto clave. Me estoy quedando en La Casa de los Espíritus mientras que ellos están paseando por los paisajes naturales de Chile, ¿y adivinen qué? ¡Están instalando el nuevo ascensor para la casa durante todo el mes y ellos no están! Así que hay caos en el trabajo y en la casa hay caos. ¿Cuál es peor? Es difícil decidir. Realmente podría ser la casa.

Miren estas fotos:

Ese es mi papá, está retirando delgados paneles de yeso de la puerta de Isabel para que podamos entrar a la habitación. ¡Es un poco loco que los trabajadores hayan cubierto una puerta!

 

Esta es mi oficina, está llena de escaleras para que los trabajadores accedan al sistema de detectores de humo y rociadores, y luego pinten. Estoy escuchando música y tratando de ignorarlos.

 

Y esta es la oficina de Lori…estamos un poquito nerviosos por todo el ruido. ¡FINALMENTE el tipo está cubriendo los estantes con plástico! También estamos cansados de sacudir el polvo…..

P.D. También tenemos a un policía en la oficina porque el tipo de la alarma, que estaba haciendo una «prueba», terminó disparándola de verdad. Así que ahí estaba, un policía, en el medio de todos los trabajadores. Yo amo a los hombres en uniforme; ¡desearía que hubiese sido un bombero!

P.P.D. Nico nos envió está historieta cómica que resume todo:

© 1989, por Joaquín Salvador Lavado (Quino)

Powered by WordPress. Designed by WooThemes